INTERVENCIÓN SOCIOEDUCATIVA EN DROGOPENDENCIA

$30.000

Curso: INTERVENCIÓN SOCIOEDUCATIVA EN DROGOPENDENCIA
Extensión: 8 módulos de contenidos
Examen de Aprobación: El estudiante deberá realizar una presentación audiovisual en vivo online de lo aprendido durante el curso. Siendo evaluado por una comisión de académicos del Instituto.

Otorgamiento de Certificado: El estudiante al aprobar su examen de aprobación, será merecedor de su Certificado de Aprobación del curso, el cual será entregado en físico y digital.

ALGUNOS OBJETIVOS
Identificar los modelos explicativos del consumo de drogas.
Distinguir conceptos básicos, clasificaciones y tipos de consumidores de drogas.
Reconocer las disposiciones legales chilenas que regulan el uso de drogas.
INTRODUCCIÓN
No es fácil encontrarse con temas tan asociados con estereotipos y con prejuicios como el del consumo de drogas. Este consumo conlleva una conducta en que las personas, en su mayoría, creen conocer bien el tema, pero en realidad las informaciones con que cuentan están basadas solo en la experiencia personal, que no dice relación con la evidencia científica en la materia o con los datos estadísticos que describen cómo se manifiesta este fenómeno a nivel de la sociedad o de cada individuo.
La problemática del consumo de drogas es dinámica y cambiante. En la actualidad, es posible observar modificaciones en los patrones de consumo de las personas. Por una parte, hay una mayor variedad en la oferta de drogas, así como un aumento de nuevos tipos de consumo, que se han normalizado como menos dañinos. Un ejemplo de ello es el consumo de cannabis sativa por adolescentes, quienes manifiestan una menor percepción de riesgo, considerando ciertos consumos tolerables y sin consecuencias aparentes en sus vidas. Por otra parte, el perfil del consumidor va cambiando, presentándose como individuos socialmente integrados y fuera de la marginalidad.
Sin embargo, profesionales y técnicos en la materia saben que el consumo de drogas en ocasiones produce efectos negativos tanto en el ámbito individual como social, en la persona, en su salud, en su estilo de vida, en su familia y amigos, en el trabajo o en el rendimiento escolar, que se pueden evitar o reducir con la información adecuada y con una intervención educativa que entregue herramientas al adolescente para convivir con la presencia de las drogas, sin producir daños o riesgos innecesarios en su vida.

Ir arriba