INTRODUCCIÓN A LA EDUCACIÓN PARVULARIA

$30.000

Curso: INTRODUCCIÓN A LA EDUCACIÓN PARVULARIA
Extensión: 8 módulos de contenidos
Examen de Aprobación: El estudiante deberá realizar una presentación audiovisual en vivo online de lo aprendido durante el curso. Siendo evaluado por una comisión de académicos del Instituto.

Otorgamiento de Certificado: El estudiante al aprobar su examen de aprobación, será merecedor de su Certificado de Aprobación del curso, el cual será entregado en físico y digital.

OBJETIVO
Analizar el desarrollo histórico de la Educación Parvularia a nivel mundial, identificando hitos e impactos fundamentales.

Generar las bases de conocimiento para una futura aplicación de la educación parvularia hacia sus hijos o niños pequeños en la familia

Orientar hacia una posible profesionalización en la Educación Parvularia.

INTRODUCCIÓN
Para adentrarnos en el fascinante mundo de la Educación Parvularia, es necesario conocer aspectos relevantes de su historia. Por ello, esta unidad permitirá comprender por qué se da origen a este nivel educativo.
Si bien inicialmente las razones para la instauración de la Educación Parvularia solo fueron asistenciales, ya desde el año 1500, Juan Amós Comenio afirmaba que el niño era una persona ávida de conocimiento y, como tal, debía ser guiado respetando sus características particulares. Posteriormente, luego de que varios pensadores osaran ir, incluso, contra postulados religiosos y políticos, la figura más importante de la pedagogía moderna, Jean-Jacques Rousseau, publica la obra que marca el comienzo oficial del estudio de la primera infancia como tal, Emilio, o De la educación (1762).
A partir de entonces, es posible reconocer a figuras relevantes en la teoría y en la práctica de la pedagogía. Entre ellas, María Montessori, Ovidio Decroly, las hermanas Rosa y Carolina Agazzi, Juan Enrique Pestalozzi y, por supuesto, al creador de los jardines infantiles, Federico Fröebel. Todos ellos dedicaron gran parte de sus vidas a observar el desarrollo de los niños y, aunque sus modelos pedagógicos difieren en cierta forma unos de otros, todos conducen al mismo fin: el desarrollo integral y armonioso del niño y la niña.

Ir arriba